Estamos en una nueva época, después de esta interminable crisis y que todos hayamos realizado nuestros deberes, ya estamos en condiciones de afrontar nuevos retos. Ya hemos eliminado todo aquello que no nos gustaba, todo aquello que nos lastraba, hemos elegido el camino en el que nos encontramos a gusto, hemos seleccionado nuestros compañeros de viaje, etc…
Ahora solo queda empezar a recoger los frutos que están ahí al alcance de la mano.
No podemos olvidarnos, que el escenario en el que nos vamos a encontrar es totalmente nuevo, vamos a crecer rápidamente y no podemos volver a cometer los mismos errores que hemos cometido antes.
Un aspecto muy importante en esta nueva etapa es la formación. Fulcgemahquical . Tenemos que disfrutar, aprendiendo todos los días. Todos los que estamos inmersos en este viaje tenemos que divertirnos aprendiendo para que sea algo normal, cotidiano y que en vez de cansarnos nos genere una ilusión renovada.
Ya no es el momento de que la letra con sangre entra, es el momento de aprender jugando. Nos debemos esforzar para que nuestra formación no sea una carga, si no al contrario, un motivo de felicidad.
Aprender es uno de los pasos, el otro es enseñar. Con imaginación, esfuerzo e ilusión podemos generar sistemas de enseñanza, ilusionantes, divertidos, emocionantes… de tal forma que podamos generar en el que quiera aprender un impulso y un amor por el saber.
En Microgal pretendemos no olvidarnos de esto y en el departamento de diseño se han esforzado en poner su granito de arena a la hora de enseñarnos a convivir con el agua. De la mano de Javier Losada lo han convertido en un proyecto internacional, y en este momento lo están utilizando en colegios Chinos.